sábado, 18 de marzo de 2017

MINIFANTASÍA: RELAX.




Estaba harta de tantas conjeturas. ¿Era una amante? ¿A qué se debía esa expresión tan enigmática? Décadas, no, ¡siglos! viendo pasar por delante a personajes de lo más variopintos, que escrutaban cada detalle, buscando símbolos, pistas.

Por la noche escapó, y por fin pudo relajar sus músculos faciales. A las nueve horas el Louvre era un hervidero. ¡Han robado la Gioconda! No exactamente...
 
Finalista en el II Concurso de Microfantasías organizado por Diversidad Literaria.

12 comentarios:

  1. No me extraña que la pobre decidiera tomarse unas vacaciones. Debe ser agotador ser observada siempre con semejante empeño...

    Un micro genial, Ziortza. Jamás se me hubiera ocurrido que ella pudiera salir corriendo jajajjaa. Buenísimo, y muy ocurrente :)

    ¡Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, siempre me ha sorprendido el insistente análisis que hacen de este cuadro, cuando a veces con observar lo bello que nos da el arte es suficiente. Pero bueno en parte lo entiendo, hay gente que se dedica a ello, jeje.
      Gracias por tu amable comentario, siempre me animas con tus palabras.
      Un abrazo muy fuerte y ¡feliz domingo!

      Eliminar
  2. jajajaja qué bueno! Cómo puedes hacer que algo tan corto sea tan bueno? Me ha encantado! Es muy original.
    Pobre Gioconda, está un poco harta del flash en la cara.
    Un besito guapa, feliz domingo que se acaba :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! Me alegra que te haya gustado. Como dices, es tan cortito, que a veces contar una historia es de lo más peliagudo.
      Un beso, guapa y ¡feliz semana!

      Eliminar
  3. Ahora entiendo!, ... siempre pensé que en los museos no dejaban fotografiar con flash las obras de arte para no dañar las pinturas y resulta que es para que no molestar a los personajes. Estupendo micro Ziortza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, qué bueno, pues ahora que lo dices podría ser sí..., aunque si yo viera flashes en los museos me daría algo, igual la que escapaba era yo.
      Me alegra que te haya gustado, Norte y que comentes siempre mis relatos.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Muy bueno, un cuadro que escapa ante tantas miradas...
    Genial, enhorabuena por ser finalista.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, es que al final todos perdemos la paciencia, hasta los protagonistas de los cuadros, jeje.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  5. Guauuu!... y q eso q has escrito no se le haya ocurrido a nadie en todos estos siglos?, hacerla escapar ante tantas miradas y tanta insistencia en "desccubrir·. Eres genial Ziortza!! Q contenta estará ella contigo.
    Te sonrío con el Alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no sé si se le habrá ocurrido a alguien, yo juro que no he sido influenciada por nadie, jeje. Muchas gracias por tus amables palabras y por esa despedida tan bonita.
      También te sonrió con el alma.

      Eliminar
  6. Muy divertido, Ziortza, sobre todo lo de los músculos faciales, je,je,je Sin duda, pasar una noche en un museo puede resultar una experiencia religiosa como berreaba, perdón, cantaba aquel. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David. Yo no me quedaría por si acaso una noche en un museo, igual hay más de una venganza, jejeje. Aunque este personaje opta por darse el piro, sin más, que también está bien.
      Un abrazo.

      Eliminar

Haz un comentario